Europa

Dos días en Santorini

Pin
Send
Share
Send


Durante el viaje a Grecia de 15 días pasamos una noche y dos días en Santorini. Aunque es poco tiempo para disfrutar esta isla por completo, pudimos visitar sus mayores atractivos. Cabe decir que en agosto, Santorini es un agobio de gente, coches y calor; pero eso no hace mermar sus encantos y es que Santorini es preciosa. Es uno de esos lugares que todo el mundo debería ver una vez en la vida. Si os preguntáis qué visitar en dos días en Santorini, os proponemos las siguientes visitas:

Ver la puesta de sol en Oia

Oía es la población más bonita de Santorini, la que se retrata en todas las postales. Aunque es muy turística, está enfocada a un visitante más refinado, y eso se ve en el calado de sus tiendas y restaurantes, y hasta en el adoquinado de la calle principal. Uno de los mayores atractivos de Oia es ver la puesta de sol que en agosto tiene lugar a las ocho de la tarde. Casi todos los restaurantes y terrazas se venden como el mejor lugar para ver la puesta de sol y los precios que tienen sus cartas son un poco desorbitados.

Personalmente, el lugar que más nos gustó para ver la puesta de sol fueron las ruinas del castillo veneciano de Oia, que además son gratis. Desde allí divisaréis perfectamente cómo se pone el sol en el mar mientras van cambiando las tonalidades rojizas sobre las casas y los molinos que hay en el acantilado. El problema es que para conseguir posiciones hay que estar allí sobre las seis de la tarde y quedarse esperando estoicamente dos largas horas bajo el calor.

Otro buen lugar para ver la puesta de sol es en las escaleras que bajan hasta el puerto de Ammoudi. Desde lo alto de Oia hay 297 peldaños hasta el puerto, que es bastante pintoresco y cuenta con restaurantes a primera línea del mar donde cenar mientras se pone el sol. Si se elige esta opción, hay que reservar mesa con antelación. No obstante, veréis como se pone el sol sobre el mar (que es muy bonito) pero no sobre Oia.

Por otro lado, hay una opción de alto standing que consiste en contratar uno de los cruceros en catamarán que se hacen al atardecer. Aquí tenéis el pack completo, aunque el precio es de 95€.

Tras ponerse el sol, los asistentes arremolinados por cualquier rincón dan por concluido el espectáculo y aplauden con gusto. Entonces llega el momento de callejear por las calles de Oia. Es una hora estupenda, ya que muchos visitantes se van a cenar y algunos callejones quedan desiertos. Pasear durante la hora azul por la calle principal y ver el pueblo iluminado y las piscinas iluminadas de color azul también es muy bonito.

Excursiones en barco desde Oia

Una de las excursiones más populares para hacer desde el puerto de Oia es una excursión de un día en un barco de estilo antiguo en el que se visita el volcán, se nada en las aguas sulfurosas y se visita la población de Manolas. El precio gira en torno a los 30€ según la agencia que la venda. Por desgracia, por lo que leímos en las críticas, en agosto el barco va hasta los topes y vas con el tiempo muy cronometrado en todas las actividades. Por cierto, si la hacéis llevad toalla porque la excursión no la incluye.

La versión más guay es con catamarán y un grupo reducido. En esta excursión, además de visitar el volcán y nadar en las aguas sulfurosas, se va hasta las playas negra, blanca y roja donde se puede uno bañarse y hacer snorkel. Si se sale del puerto de Oia cuesta unos 95€ sin la comida (la opción de menú puede ser hasta 50€ extras). Si la contratáis en el puerto de Athira cuesta a partir de 80€ (sin comida) y hace la misma ruta pero desde este mismo puerto. Antes de hacer esta excursión es aconsejable preguntar primero en varias agencias.

Recorrer el sendero de Fira a Oia o viceversa

Se considera uno de los senderos más bonitos de la isla. Durante 10 kilómetros se recorre un camino que bordea el mar y la caldera del volcán. Lo más habitual es hacerlo comenzando en Fira y, de hecho, parece que las señalizaciones están más enfocadas a ese sentido. Tiene lógica en cuanto practicidad y belleza, porque Fira es más bien feúcha y Oia es muy bonita, con lo que dejas lo feo atrás para ir acercándote a la belleza. No sé si era por tema poético o practicidad, ya que Fira es el centro de la isla y el núcleo con más concentración de hoteles y además los tramos cuesta abajo son más abundantes en este sentido.

Sin embargo, como nosotros dormimos en Oia y queríamos aprovechar al máximo el frescor de la mañana, decidimos hacer el recorrido en el sentido contrario. Salimos poco antes de las siete y media de la mañana. A esa hora pudimos disfrutar de Oia casi a solas y fuimos parando para hacer fotos todo el rato. A esa hora de la mañana se camina con el sol de cara, con lo que las fotos hacia Fira quedan a contraluz.

Pin
Send
Share
Send