Europa

Desayuno de tenedor y senderismo en Barcelona

Pin
Send
Share
Send


Barcelona es una ciudad cosmopolita, moderna y chic. En los últimos años han proliferado pastelerías y cafeterías monas y hemos importado el brunch. Sin embargo, mucho antes de la llegada de todos esos anglicismos tan de moda, ya existían los tradicionales desayunos de tenedor y el pasado fin de semana quisimos reivindicar este desayuno tradicional catalán.

El domingo por la mañana nos levantamos a una buena hora para ir hasta el parque natural de Collserola y degustar un tradicional desayuno de tenedor en un restaurante-masía muy típico. Además, esta masía está a solo unos metros de uno de los senderos marcados que discurren por la montaña de Collserola, así que teníamos un plan la mar de completo para esa mañana.

Menú del desayuno de tenedor en Can Cortés

La masía Can Cortés está situada en la carretera de la Arrabassada y, además de menús de mediodía y cena de cocina tradicional catalana, los fines de semana ofrece un menú de desayuno de tenedor que ya hacía tiempo que quería probar.

Pan con tomate y embutido: la mejor forma de empezar el día.

Dejamos el coche en el aparcamiento y vimos que en el restaurante había más de 20 ciclistas con las BTT aparcadas afuera, recuperando fuerzas con un desayuno a lo grande. El menú empieza con una tabla de embutidos tradicionales: fuet, bull negro, catalana y butifarra blanca, acompañados de una gran tostada de pan de payés con tomate, ajo, aceite y sal. Con el segundo plato se puede escoger: butifarra con judías blancas, tortilla al gusto, callos, pies de cerdo, huevos fritos con panceta o butifarra salteada con setas. Xavi se pidió la última opción y yo me decanté por una tortilla de setas con ensalada.

La butifarra salteada con setas está muy sabrosa.

Así da gusto empezar el domingo, pero con todo lo que habíamos comido nos apetecía mucho salir a caminar por la montaña y quemarlo un poco. Una de las ventajas de Barcelona es que hay playa y montaña en la misma ciudad. Sin embargo, a menudo solo vivimos de cara al mar y nos olvidamos del pulmón verde que tenemos pendiente arriba.

Saliendo del restaurante, hay que seguir esta calle hacia arriba para encontrar el sendero C10.

El parque natural de Collserola es una zona protegida que se extiende casi 8000 hectáreas por la sierra que sirve de trasfondo al paisaje de la Ciudad Condal. El parque cuenta con una flora mediterránea espectacular y una fauna protegida, con multitud de ejemplares de jabalíes y conejos silvestres que se ocultan entre las sombras. Además, cuenta con varias rutas señaladas de diferentes grados de dificultad y extensión, pero por lo general son todas muy accesibles. Muy cerca del restaurante pasa el sendero C10, también conocido como: «el de color lila». Es la ruta marcada más larga, ya que recorre unos seis kilómetros, y solo tiene un tramo de cierta dificultad.

Video: Rutas BTT por Collserola y desayunos en Restaurant Masia Can Jané (Julio 2020).

Pin
Send
Share
Send